Jerónimo Salguero 2835 Piso 1° Buenos Aires - Argentina (5411) 4806-1350
PAIDEIA: WEB DE MEDICINA AMBULATORIA PARA EL NIÑO Y EL ADOLESCENTE

Inicio
Paideia Index Página Principal
Institucional
Quienes somos Quiénes Somos
Staff Paideia Staff
Información
Información a padres A Padres
Staff Paideia A Médicos
Staff Paideia Obras Sociales
Staff Paideia Novedades
Especialidades
Staff Paideia Clínicas
Staff Paideia Quirúrgicas
Utilidades
Staff Paideia Teléfonos Utiles
Staff Paideia Buscadores

Staff Paideia Links

Los Chicos

Staff Paideia Fotos y dibujos

Contáctenos
Staff Paideia E-mail
Staff Paideia Agradecimientos
 
Nosotros subscribimos Los Principios del código HON de la Fundación Salud en la Red
 
WMC
Web acreditada en Webs Médicas de Calidad
 
INFORMACIÓN PARA PADRES
 
A mi hijo lo van a operar: ¿Cuánto debo saber?
Dr. Jorge Fiorentino. Jefe Departamento de Urgencia. Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez
 

Es bueno tener claro varios aspectos que podrán ayudar a reducir la ansiedad del grupo familiar relacionada con la cirugía.

Primero asegúrese que entiende perfectamente bien la condición médica que ha motivado la necesidad de dicha operación. Siéntese y hable claramente con su pediatra y el cirujano. Pregunte: ¿Es realmente necesaria la operación? - ¿Si no la hacemos que podría suceder?

Asesórese si es un caso de emergencia o se puede esperar, tiempo que puede usarse para preparar mejor a su hijo, etc.

Aún en procedimientos de emergencia existe un tiempo antes de la operación que permite que se pueda preparar al paciente para el procedimiento quirúrgico, administrando por ejemplo suero endovenoso, antibióticos, tomar muestras de sangre para análisis, placas radiografías, ecografía, etc.

¿Si se decide esperar que podría pasar?

No espere respuestas categóricas ni porcentajes. Tenga en mente que la medicina no es una ciencia exacta y se basa mucho en la estadística clínica para llegar a conclusiones científicas.

La mayoría de los recién nacidos, lactantes y niños que se operan lo hacen utilizando anestesia general. Esta es más segura que otros tipos de anestesia, y no produce secuelas adversas en el futuro desarrollo físico ó mental del niño.

Es recomendable tener el estómago vacío antes de operarse, y se guardará ayuno por 4 horas antes del procedimiento en bebés y al menos 6 horas en niños mayores.

Pasado los primeros dos años de edad se puede ofrecer una explicación sencilla de lo que le van a realizar. Para estos fines, cuadernos con dibujos y láminas de la sala de operaciones ayudan significativamente.

Los padres pueden contar a modo de historia lo que va a suceder en forma repetitiva de forma tal, que se cree una rutina en la mente del niño.

Durante el preoperatorio se puede dar una vuelta a modo de excursión por la institución para ambientar al niño adecuadamente. El día del procedimiento se vestirá a la mamá con igual ropa que la usada por los médicos en sala de operaciones. Esto ayudará a templar el ambiente.

El efecto de una operación u hospitalización no necesariamente será malo para el niño y en algunos casos, por el contrario, puede ser una influencia positiva en su desarrollo emocional.

Es importante recalcar que desde un punto de vista fisiológico, el niño ideal para realizar un procedimiento quirúrgico es aquel que:

1) se ha preparado adecuadamente para la hospitalización

2) confía en sus padres, pediatra, cirujano y su grupo de colaboradores

3) entiende dentro de la capacidad de su desarrollo mental, el significado de la cirugía que se le va a practicar en su cuerpo y sus beneficios.

Dr. Jorge Arturo Fiorentino

 

Los servicios e información contenidos en nuestro sitio Web, se brindan bajo las siguientes condiciones

Inicio: 1/3/01. Ultima Actualización: 15/04/ 2008
Webmaster: Fernando Rettazzini