Jerónimo Salguero 2835 Piso 1° Buenos Aires - Argentina (5411) 4806-1350
PAIDEIA: WEB DE MEDICINA AMBULATORIA PARA EL NIÑO Y EL ADOLESCENTE

Inicio
Paideia Index Página Principal
Institucional
Quienes somos Quiénes Somos
Staff Paideia Staff
Información
Información a padres A Padres
Staff Paideia A Médicos
Staff Paideia Obras Sociales
Staff Paideia Novedades
Especialidades
Staff Paideia Clínicas
Staff Paideia Quirúrgicas
Utilidades
Staff Paideia Teléfonos Utiles
Staff Paideia Buscadores

Staff Paideia Links

Los Chicos

Staff Paideia Fotos y dibujos

Contáctenos
Staff Paideia E-mail
Staff Paideia Agradecimientos
 
Nosotros subscribimos Los Principios del código HON de la Fundación Salud en la Red
 
WMC
Web acreditada en Webs Médicas de Calidad
 
INFORMACIÓN PARA PADRES
 
ACIDO FOLICO Y EMBARAZO
 

La importancia del ácido fólico y el embarazo:

El ácido fólico es un componente fundamental de la dieta del ser humano. Prácticamente todas las comidas y alimentos son ricos en ácido fólico, sin embargo, la cocción prolongada destruye el 90% del mismo.

En la mujer embarazada, los requerimientos de ácido fólico son mayores, debido al aumento de las necesidades y a una ingesta insuficiente. Por lo tanto, las posibilidades de déficit de ácido fólico en el embarazo son mayores.

Déficit de Acido Fólico y Malformaciones Congénitas:

En el caso de la mujer embarazada, el déficit de ácido fólico se ha asociado a malformaciones congénitas, como por ejemplo, los defectos del cierre del tubo neural.

El tubo neural es el precursor del sistema nervioso del feto, su desarrollo adecuado evitará la aparición de enfermedades tales como la espinal bífida y la anencefalia.

Una ingesta adecuada de ácido fólico previene la aparición de estos defectos. Dicha ingesta debe ser efectuada de manera preventiva por toda mujer que desee quedar embarazada, dado que el tubo nueral se cierra a los 28 días de la gestación. Se ha estimado que la dosis suplementaria adecuada de ácido fólico es de 0,4 mg/día, en forma de aporte extra.

Múltiples trabajos de investigación han comprobado que la ingesta de ácido fólico en forma previa, por lo menos un mes antes, y durante los tres primeros meses del embarazo, disminuye en un 50% las cardiopatías congénitas y reduce las chances de retardo de crecimiento intrauterino.

También se encuentra en curso trabajos de investigación nacionales e internacionales que evalúan la importancia del ácido fólico en la prevención de las fisuras de labio y paladar. Existen publicaciones que confirman esta presunción.

En conclusión:

  • Las mujeres embarazadas tienen mayores requerimientos de ácido fólico.
  • La dieta no satisface las necesidades de ácido fólico de la mujer embarazada.
  • En mujeres de bajo riesgo se requiere un aporte mínimo adicional de 0,4 mg/día, aunque algunas publicaciones mencionan aportes de hasta 1 mg/día para prevenir las malformaciones congénitas.
  • La ingesta debe comenzar un mes antes de la concepción. Por ello, toda mujer en edad fértil que planea embarazarse debe recibir suplemento de ácido fólico.
  • En pacientes de alto riesgo, como por ejemplo antecedentes de malformaciones congénitas en embarazos previos, la dosis suplementaria de ácido fólico debe ser de 4 a 5 mg/día.
    RECUERDE QUE LA MEJOR ESTRATEGIA ES LA PREVENCIÓN.
    CONSULTE A SU MEDICO
Extraído de un folleto entregado por Laboratorio Domínguez S.A
 

Los servicios e información contenidos en nuestro sitio Web, se brindan bajo las siguientes condiciones

Inicio: 1/3/01. Ultima Actualización: 15/04/ 2008
Webmaster: Fernando Rettazzini