Jerónimo Salguero 2835 Piso 1° Buenos Aires - Argentina (5411) 4806-1350
PAIDEIA: WEB DE MEDICINA AMBULATORIA PARA EL NIÑO Y EL ADOLESCENTE

Inicio
Paideia Index Página Principal
Institucional
Quienes somos Quiénes Somos
Staff Paideia Staff
Información
Información a padres A Padres
Staff Paideia A Médicos
Staff Paideia Obras Sociales
Staff Paideia Novedades
Especialidades
Staff Paideia Clínicas
Staff Paideia Quirúrgicas
Utilidades
Staff Paideia Teléfonos Utiles
Staff Paideia Buscadores

Staff Paideia Links

Los Chicos

Staff Paideia Fotos y dibujos

Contáctenos
Staff Paideia E-mail
Staff Paideia Agradecimientos
 
Nosotros subscribimos Los Principios del código HON de la Fundación Salud en la Red
 
WMC
Web acreditada en Webs Médicas de Calidad
 
INFORMACIÓN PARA PADRES
 
FITNESS EN PEDIATRIA
Dra. Isabel Torres Cardióloga Infantil. Deportología
 

La actividad física es considerada beneficiosa para el desarrollo psicomotor social infantil. Es necesario ser consciente que los cambios fisiológicos inducidos por el entrenamiento son a menudo idénticos a aquellos que acompañan al crecimiento y desarrollo.

Los aspectos que rodean al ejercicio, su impacto sobre la salud de niños y adolescente es el centro de una creciente atención médica.

La pregunta es: ¿Qué es más importante para el nexo ejercicio - salud: la actividad física o el estado físico? ¿Deberíamos reforzar los hábitos de actividad física en los niños o mejorar sus capacidades físicas?

Habitualmente se confunden:

  • Actividad Física (AF)
  • Ejercicio (E) y
  • Aptitud Física (AFF).

AF: es cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos con liberación de energía.

E: es la actividad física planeada y repetitiva con el objeto de mejorar la aptitud física.

AFF: Se ha definido de muchas maneras la más aceptable: es un grupo de atributos relacionados con la salud y con la habilidad motriz. No es posible mejorar la forma física durante la infancia más allá de lo alcanzado normalmente con el crecimiento.

Se admite en forma general que la AF es esencial para el desarrollo armónico del cuerpo y produce una mejoría significativa del sistema cardiorrespiratorio, metabólico y tono muscular pero falta determinar cual es el grado óptimo de trabajo que nos lleva el potencial genético.

Se acepta que una actividad diaria corta e intensa es mejor que otra prolongada pero hecha infrecuentemente. Es deseable establecer hábitos de ejercicio que persistan toda la vida.

Con respecto a la AFF la Alianza Americana de Salud, Educación Física y Recreación identifica los siguientes componentes:

1.- Resistencia cardiorespiratorio.-
2.- Fuerza Muscular.-
3.-Velocidad.-

1.- Es la capacidad de soportar un trabajo submàximo por tiempo prolongado. Se conoce también como poder aeróbico y depende de varios factores:

a.- Consumo Máximo. de O2
b.- Umbral anaeróbico. El consumo de O2, exponente de la potencia aeróbica máxima, es la mayor cantidad de O2 que un sujeto puede utilizar por unidad de tiempo y es mayor cuanto mayor sea la masa involucrada en el trabajo.

Es fácil comprender que en valores absolutos el niño incrementa estos valores hasta que termina el proceso de crecimiento hacia los 20 años en los varones y 14-16 en las niñas.

Umbral anaeróbico se define como la carga de trabajo a la que el organismo comienza a producir ácido láctico con mayor intensidad que su poder de eliminación. Se cree que no se producen incrementos superiores al 4% de su potencia aeróbica en niños y niñas menores de 10 años de edad.

2.- En cuanto a la fuerza muscular, es la capacidad de superar o actuar contra una resistencia exterior.

El crecimiento de los huesos y músculos proporcionan la base anatómica para que se desarrolle la misma. Se incrementa a partir de los 13- 14 años en los varones mientras que en las niñas a partir de los 11-12 años.

Altos niveles de fuerza, potencia y destreza son imposibles de mejorar si el niño no ha alcanzado la madurez neurológica.

Desde el nacimiento hasta la adolescencia la masa muscular se incrementa constantemente.

Las diferencias individuales en cuanto a la aparición de aptitudes locomotrices está determinada por factores genéticos así como la osadía, curiosidad y perseverancia, sin olvidar las condiciones de su medio sociocultural ambiental.

Así un niño que se desarrolla en un ambiente rico en estímulos debidamente canalizados logra determinadas acciones que otros igualmente aptos, no podrán lograr o aprender.

Hemos de huir de la sobrecarga para mejorar la fuerza en los niños ya que dañaría el sistema musculoesquelético, especialmente la columna vertebral, afectando la epífisis.

3.- Velocidad es la capacidad del ser humano de realizar acciones motrices con máxima intensidad y en un tiempo mínimo. Es una cualidad inherente al sistema neuromuscular del individuo.

La velocidad del movimiento se puede mejorar, dentro de límites muy estrechos, a través de los mecanismos que intervienen en el proceso. Los factores neurofisiológicos de la velocidad parecen estar determinados, con mucha probabilidad, genéticamente.

ESPECIALIZACION DEPORTIVA PRECOZ

La especialización deportiva precoz es una realidad ante la cual no caben posturas de inhibición o de ignorancia por parte de los que de una manera asumimos responsabilidades profesionales en el deporte.

Estoy convencida de que una detección de habilidades básicas que permita seleccionar y orientar a los jóvenes hacia una especialidad o grupo de deportes permitirá no sólo mayores logros deportivos sino también evitar el fracaso deportivo y las lesiones.

Es necesario recordar el concepto de edad biológica y edad cronológica pues la primera marcará el grado de exigencia al que se puede someter a un niño.

Debemos tener en cuenta que un niño no puede sacar provecho de la práctica de una actividad determinada si su nivel global de destreza neuromuscular no es adecuado a su maduración.

Por lo tanto, la práctica que se posterga hasta el momento en que esté preparada para realizarse, es mucho más eficaz que la prematura. Sin embargo, la edad en que cada niño está preparado para cada actividad motriz es muy especifica y no se puede vaticinar a priori.

Los beneficios de una especialización deportiva precoz son:

  • Favorecer el desarrollo de las capacidades funcionales y morfológicas del niño en forma ordenada, metódica y progresiva.
  • Proporcionar una mayor capacidad de aprendizaje y fijación de automatismo en edades tempranas.
  • Favorecer una correcta planificación de su correcta vida deportiva.
  • Producir por parte del niño y de quienes lo rodean un perfil en el deporte.

ENTRENAMIENTO
Para que el efecto del entrenamiento no afecte negativamente el desarrollo armónico del niño debemos respetar ciertas premisas.

  • Entrenamiento adaptado a su edad biológica. Con frecuencia hemos observado solicitar incluso de forma airada la realización de determinadas acciones deportivas a niños que no estaban preparados para realizarlas en términos de maduración neurofisiologicas.
  • El entrenamiento debe ser planteado de forma racional, huyendo de la improvisación y dejándolo en manos de personal especializado.

Quiero hacer referencia a dos etapas del crecimiento en las cuales hay grandes diferencias individuales respecto al desarrollo, que hay que tener en cuenta para la orientación de la actividad física.

Estas son edad preescolar y la adolescencia.

El Nacional.Children and Jouth Fitnnes Study ha fijado normas para la evaluación de la AFF en edad escolar. No existen datos semejantes para la edad preescolar.

Es característica de esta etapa, la brevedad de los periodos de atención y su gran capacidad de distracción. La actividad motora es el medio con que los preescolares exploran su ambiente, consiguen la proximidad física y se comunican con los demás. Una serie de capacidades siguen sin estar totalmente desarrolladas. Las sesiones de ejercicios deben ser breves y subrayar el aspecto de juego.

La competición no ofrece ventajas y debe minimizarse. En esta etapa aprenden a realizar actividades tales como lanzar, patear, correr, brincar. De los niños de 4 años de edad sólo el 20% son capaces de lanzar y el 30% de atrapar.

La obesidad infantil afecta a un importante subgrupo de esta edad. Los estudios sugieren que un escaso grado de actividad física es un factor predisponente a la excesiva acumulación de grasa.

La gran cantidad de tiempo que muchos niños dedican a ver TV o a jugar con la computadora se ha relacionado con un aumento de la obesidad. Estos niños pueden beneficiarse con actividades físicas que evitan la vida sedentaria.

La Academia Americana de Pediatría recomienda a los pediatras incorporar las preguntas adecuadas sobre el grado de actividad física, a la historia clínica, durante las visitas de control de salud.

En relación a los adolescentes, debemos tener en cuenta que realizan desde actividades físicas habituales del colegio hasta competencias en entidades deportivas.

Es importante en esta etapa, el desarrollo madurativo, porque las diferencias individuales en el tiempo de maduración son apreciables.

Los adolescentes que participan en actividades deportivas deben ser agrupadas de acuerdo a su tamaño y nivel de maduración y no por edad cronológica.

La menarca se retrasa en forma marcada en niñas que comienzan el entrenamiento sistemático a edades tempranas. La amenorrea deportiva está asociada con bajos niveles de adiposidad corporal, bajo peso, altas cargas de entrenamiento y estrés. El énfasis puesto en lograr la delgadez en las bailarinas de ballet, gimnastas y corredoras de larga distancia pueden asociarse con nutrición deficiente aún sin mediar anorexia.

Pueden presentar una menor mineralización ósea que puede ser totalmente reversible cuando se normaliza la menstruación y la nutrición. El tratamiento consiste en mejorar la ingesta nutricional y en reducir en forma transitoria la intensidad del ejercicio.

La dieta del deportista adolescente debe ser la misma que la del adolescente no deportista. No es necesario suplemento alimentario.

DESENTRENAMIENTO

Son muy pocos los efectos duraderos o permanente que el ejercicio tiene en el ser humano. La mayoría de las respuestas y adaptaciones se producen casi exclusivamente mientras duren los efectos del entrenamiento. La mayor pérdida de entrenamiento se produce cuando mejor condición física se había logrado.

CALENTAMIENTO
Desde hace muchos años se ha practicado el ejercicio previo a la competición y a las sesiones de entrenamiento.

Robertson y Heron en el año 1924 ya habían señalado sus efectos beneficiosos sobre los resultados de la competición cuando se lleva a cabo sin producir fatiga. Algunos autores utilizan el término ejercicio previo en lugar de calentamiento.

Engloba actividades útiles para establecer el estado óptimo de preparación psicofísica y coordinativa, cinestésica antes de una actividad física exigente así como prevenir lesiones.

Desde el punto de vista de su clasificación son muchos los autores que admiten una forma pasiva, consistente en masajes, aplicación de calor externo y otra activa.
Esta última puede subdividirse a su vez en:

        1. General: Activa todas las funciones orgánicas
        2. 2: Específica: De la disciplina a desarrollar.

El calentamiento eleva la frecuencia cardíaca al nivel del trabajo a realizar, mejora la hemodinamia y la redistribución sanguínea hacia el músculo. Aumenta la frecuencia y profundidad de la ventilación llevándola a los valores de trabajo, mejora el aporte de sustrato y oxígeno hacia el músculo al incrementar la temperatura corporal y lleva la curva de disociación de la hemoglobina hacia la derecha, logrando la optimización de los procesos neuromusculares.

Mejora además la disposición psíquica, la percepción óptica y la atención así como la activación de determinadas estructuras centrales como la formación reticular con lo que se mejora la coordinación y la precisión de las acciones motrices. Su utilización mejora el rendimiento deportivo de los niños (Oded Baror).

En cuanto a la duración la mayoría de los autores están de acuerdo en 8 - 10 min..

RECUPERACION

La recuperación tras el esfuerzo físico constituye una parte primordial del entrenamiento. En el proceso de recuperación intervienen numerosos factores: la dieta, el proceso racional que establece el equilibrio entre las sesiones de entrenamiento y el descanso y la distracción; la enseñanza de las formas de vida más apropiada para cada deportista

SOBREENTRENAMIENTO

Síndrome psicosomático que se caracteriza por manifestaciones psíquicas, somatofuncionales y por una disminución en los rendimientos deportivos.

Este síndrome fue descripto por Archibald Mc. Laren en 1866 y desde entonces ha constituido un motivo de preocupación constante para los entrenadores, médicos, deportistas y demás técnicos vinculados a las actividades deportistas.

Los síntomas pueden variar de una persona a otra. Un síntoma común es la fatiga no sólo durante el ejercicio sino durante el reposo.

Brown considera como los indicadores clínicos de mayor valor diagnóstico: disminución del peso corporal, aumento de la ingesta de líquidos, los deseos permanentes de estar acostado, modificaciones del patrón de sueño y elevación de la frecuencia cardíaca de reposo.

El atleta se recupera más lentamente y puede sentirse exhausto durante los períodos de reposo.

Para su recuperación se recomiendan períodos de reposo, sueño, relajación y nutrición adecuado. No podrá participar en competencia hasta su recuperación definitiva.

La detección temprana del sobreentrenamiento es importante dado que el tiempo necesario para su recuperación es proporcional al estado de sobreentrenamiento.

CERTIFICADO DE APTITUD FISICA

Para el pediatra que desarrolla una tarea de atención primaria, es habitual tener que absorber una gran demanda de escolares que requieren su certificado de salud y aptitud física para realizar actividades físicas desde recreativas hasta competitivas.

El objetivo de un examen físico es el de recoger información para valorar si un atleta puede participar o no de un deporte.

  1. Determinar la salud general del atleta.
  2. Descubrir las condiciones subyacentes o defectos que podrían limitar la participación o predisponer al atleta a injuria o muerte súbita.

Sobre un estudio efectuado sobre 2700 varones examinados, el 9,2% fueron enviados a estudiar y solo 1,2% se impidió la participación deportiva.

La recomendación sobre cuando efectuar el examen preparticipativo varía de varios días a semanas antes de la competencia.

La Clínica Mayo de Estados Unidos, recomienda efectuar el examen preparticipativo 4 - 6 semanas antes de la competencia.

Esto permite adecuar el tiempo para cualquier prueba diagnóstica que pueda ser requerida para aclarar hallazgos.

Otros autores hablan de efectuar el examen anualmente o cuando un deporte es iniciado.

En adición si el equipo tiene un médico él o ella deberían revisar la historia del atleta anualmente. El seguimiento es importante. Ciertas respuestas en estas áreas pueden alertar al médico de que preexisten condiciones o riesgos que pueden excluir al atleta de la competición y necesitar posterior evaluación:

      1. Historia de síncope inducido por el ejercicio.-
      2. Historia familiar de infarto de miocardio antes de los 50 años.

El riesgo de injuria está aumentado en aquellos atletas que son esqueléticamente inmaduros y compiten contra atletas maduros físicamente.

Respecto del sistema cardiovascular se justifican los controles previos como prevención de la muerte súbita ocurrida durante o inmediatamente después de realizar ejercicio (6 hs) con una frecuencia de 1 : 200000.

El objetivo va a ser la detección de factores de riesgo en niños aparentemente sanos. El examen cardiovascular (ECV) es esencial en estos pacientes.

El electrocardiograma de reposo complementa el examen físico y es fundamental para detectar arritmias que en muchas ocasiones no sospechamos con la auscultación.

Al consultorio externo de cardiología del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez concurren pacientes para evaluación por aptitud física se han detectado taquicardia ventricular lenta en reposo o taquicardia supraventricular por un foco ectópico en pacientes sin sintomatología y auscultación normal, además de extrasístoles supraventricular, extrasístoles ventriculares y todo tipo de bloqueo aurículo ventricular.

EL electrocardiograma de reposo no puede ser obviado de acuerdo a la ordenanza municipal 40420 de año 1984.

Los niños que presentan examen cardiovascular y electrocardiograma normales, pueden realizar actividades físicas habituales sin necesidad de efectuar otros estudios.

Los que presentan alteraciones deberán completar su examen con eEcocardiograma, ergometría, Holter, de acuerdo a la patología encontrada.

Los niños que realizan actividades en el ámbito competitivo, de acuerdo a la edad, deberán realizar los estudios de base que serán completados de acuerdo al deporte que practican.

Prueba de Esfuerzo o Ergometría

No es indispensable en todos los pacientes que realicen actividades físicas salvo para evaluar el entrenamiento.

Podemos obtener datos importantes como el grado de adaptación al ejercicio, de la frecuencia cardíaca y el comportamiento de la tensión arterial durante la prueba.

Dra. Isabel Torres
Cardióloga Infantil. Deportología

 

Los servicios e información contenidos en nuestro sitio Web, se brindan bajo las siguientes condiciones

Inicio: 1/3/01. Ultima Actualización: 15/04/ 2008
Webmaster: Fernando Rettazzini