Jerónimo Salguero 2835 Piso 1° Buenos Aires - Argentina (5411) 4806-1350
PAIDEIA: WEB DE MEDICINA AMBULATORIA PARA EL NIÑO Y EL ADOLESCENTE

Inicio
Paideia Index Página Principal
Institucional
Quienes somos Quiénes Somos
Staff Paideia Staff
Información
Información a padres A Padres
Staff Paideia A Médicos
Staff Paideia Obras Sociales
Staff Paideia Novedades
Especialidades
Staff Paideia Clínicas
Staff Paideia Quirúrgicas
Utilidades
Staff Paideia Teléfonos Utiles
Staff Paideia Buscadores

Staff Paideia Links

Los Chicos

Staff Paideia Fotos y dibujos

Contáctenos
Staff Paideia E-mail
Staff Paideia Agradecimientos
 
Nosotros subscribimos Los Principios del código HON de la Fundación Salud en la Red
 
WMC
Web acreditada en Webs Médicas de Calidad
 
INFORMACIÓN PARA PROFESIONALES DE LA SALUD
 
CONSENTIMIENTO INFORMADO Y SUS IMPLICANCIAS MEDICO QUIRURGICAS
Dr. Jorge Fiorentino. Jefe Departamento de Urgencia. Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez
 

Conceptualmente el consentimiento informado (CI) puede definirse como la conformidad o asentimiento del paciente (y/o padre, tutor o encargado) a recibir un procedimiento médico o intervención quirúrgica luego de haber recibido y entendido toda la información necesaria para tomar una decisión libre e inteligente.

La base del fundamento jurídico en que se sustenta esta herramienta médica, es el respeto de los derechos personalísimos ya que el derecho que asiste a los pacientes, es poder conocer todo aquello que deseen con el fin de tomar libremente la decisión de continuar adelante o no con la propuesta diagnóstica o terapéutica del médico.

La obligación de informar está contemplada e impuesta por la Ley de Transplante de Órganos (Ley 24193) que marca obligaciones accesorias a las enumeradas en la Ley de Ejercicio de la Medicina (Ley 17132).

No cumplir con esta obligación, puede traer aparejado graves perjuicios profesionales y patrimoniales a quienes interpreten a la ligera estos conceptos.

Para aclarar aspectos relacionados con la información médica que deberán recibir padres y pacientes acerca de las intervenciones quirúrgicas y terapéuticas de riesgo veamos algunos puntos que contribuirán al entendimiento del por qué del consentimiento informado.

1. INFORMACIÓN PARA PADRES
A mi hijo lo van a operar : ¿Cuánto debo saber?

Es bueno tener claro varios aspectos que podrán ayudar a reducir la ansiedad del grupo familiar relacionada con el procedimiento diagnóstico terapéutico o con la cirugía a realizar.

En caso de requerirse una cirugía, primero asegúrese que entiende perfectamente bien la condición médica que ha motivado la necesidad de dicha operación.

Hable claramente con su pediatra y el cirujano. Pregunte: ¿Es realmente necesaria la operación? - ¿Si no la hacemos que podría suceder?

Asesórese si es un caso de emergencia o si se puede esperar, tiempo que puede usarse para preparar mejor a su hijo, etc. Aún dentro de los procedimientos de emergencia existe un tiempo antes de la operación que permite preparar clínica y emocionalmente al paciente mientras se administran antibióticos, suero endovenoso o se realizan análisis, radiografías, etc.

¿ Qué podría pasar si se decide esperar?

No espere respuestas categóricas ni porcentajes. Tenga en mente que la medicina no es una ciencia exacta y se basa mucho en la estadística clínica para llegar a conclusiones científicas.

La mayoría de los recién nacidos, lactantes y niños que se operan lo hacen utilizando anestesia general. En condiciones normales y con una previa evaluación clínica que no la contraindique, ésta es más segura que otros tipos de anestesia y no produce secuelas adversas en el futuro desarrollo físico ó mental del niño.

Después de los dos años de edad, se puede ofrecer al niño una explicación sencilla de lo que le van a hacer. Para estos fines cuadernos de dibujo con láminas de detalles de la sala de operaciones ayudan significativamente.

Los padres pueden narrar en forma repetitiva lo que va a suceder, de forma tal que se cree una rutina en la mente del niño. Si la operación no es de urgencia, durante el preoperatorio se puede dar una vuelta a modo de excursión por la institución para ambientar al niño adecuadamente. De no lograrse los resultados esperados, a veces es conveniente consultar con un especialista en psicología infantil.

El día del procedimiento se vestirá a la mamá con igual ropa que la usada por los médicos en la sala de operaciones. Esto ayudará a templar el ambiente y disipar temores.

El efecto de una operación u hospitalización no necesariamente será malo para el niño y en algunos casos, por el contrario, puede tener una influencia positiva en su desarrollo emocional .

Es importante recalcar que desde el punto de vista fisiológico, el niño ideal a someterse a un procedimiento quirúrgico es aquel que:

1. Se ha preparado adecuadamente (clínica y psicológicamente) para la hospitalización.

2. Confía en sus padres, en su pediatra y en el cirujano y en su grupo de trabajo

3. Entiende dentro de la capacidad de su desarrollo mental, el significado de la cirugía que se le va a practicar en su cuerpo y sus beneficios.

La síntesis de la información recibida quedará consignada en el CONSENTIMIENTO INFORMADO que no es un simple trámite expresado en un formulario sino una documentación de un muy alto interés médico legal.

El mismo expresa la información completa del procedimiento quirúrgico o terapéutico a realizar, sus indicaciones, riesgos y resultados probables, brindados por el profesional, así como también la comprensión total del enfermo y/o sus responsables.

2. INFORMACIÓN PARA PROFESIONALES MEDICOS:
¿QUÉ debe informarse y CÓMO?

Se deberá informar la naturaleza y características del/los procedimiento/s a realizar: en qué consiste, cómo se realizará, alternativas u opciones, etc.

Se comentarán los beneficios esperados y las probabilidades relativas de éxito, así como también los riesgos posibles, debiendo señalar los más graves y frecuentes. Los imponderables podrán omitirse por ser de extremada infrecuencia.

La comunicación se debe dar en un ambiente apropiado, con calma y sin interferencias. El lenguaje deberá ser adecuado para la compresión según el nivel cultural de quienes lo están recibiendo y fundamentalmente se hablará sobre lo que se conoce más de lo que se ignora.

El objetivo fundamental es calmar la ansiedad y fomentar la confianza (no se trata de explicar excesivamente los peligros y los riesgos). Muchos padres creen, de acuerdo a como se desarrolla este acto, que están firmando una autorización para que se realice cualquier cosa con sus hijos, una especie de salvoconducto para que el más imprudente no sea reclamado en términos judiciales y esto no es así.

Obtener el consentimiento para un procedimiento operatorio, no excluye la responsabilidad profesional médica por el daño emergente de una mala praxis.

La esencia del consentimiento es el acuerdo entre las partes, a través de la información y del entendimiento de los actos profesionales, para una libre aceptación de los mismos.

Es conveniente cuando se trate de procedimientos electivos, se entregue el consentimiento con anterioridad al día de la intervención, para que se entienda el mismo como un acto participativo e inteligente. El mismo se adjuntará a la historia clínica, para que claramente quede demostrado que se ha comprendido y que se elige un mal menor (intervención quirúrgica con sus riesgos) para prevenir o evitar uno mayor (agravamiento de la salud, discapacidad o la muerte misma).

3. Excepciones:

Las situaciones de emergencia pueden considerarse una "justa causa" para no realizar el consentimiento informado. En estas situaciones se pondera al valor vida por sobre el de libertad ya que sin vida, no hay posibilidad de libertad.

La gravedad de estas situaciones se definen utilizando como parámetro de medida "el tiempo". Tal es así, que algunas patologías como el trauma, son definidas como tiempo dependientes y el proceso "consentimiento informado" podría volverse en contra de los intereses del paciente en forma inmediata.

Asimismo, las cirugías practicadas de urgencia incluirán una información breve y básica, que se brindará verbalmente a los padres o encargados del paciente. Si los mismos estuvieran bajo los efectos de un shock emocional o exageradamente asustados para cumplir adecuadamente su rol parental, es conveniente que los mismos sean asistidos por otro familiar o allegado.
.
4. Modelos de escritos de Consentimiento Informado:
· Modelo A (básico)

Es conveniente que lo escriba de puño y letra el propio padre o tutor del paciente y que lo firme delante del médico interviniente y un testigo.

Yo ...................................................................por el presente consiento que se le efectúe a mi hijo/a................................................................................................................................el procedimiento terapéutico / quirúrgico....................................................................................
Aconsejado por padecer la siguiente patología: ....................................................................

Se me ha explicado la naturaleza y el objetivo de lo que se me propone, incluyendo riesgos significativos y alternativas disponibles. Estoy satisfecho con esas explicaciones y las he comprendido.

También consiento la realización de todo procedimiento, tratamiento o intervención adicionales o alternativos que en opinión del Dr. ..........................sean inmediatamente necesarios.

Asimismo acepto que a su criterio, sea asistido por cirujanos, clínicos y equipo médico de la institución donde se interne mi hijo.

Buenos Aires ..........de ..................................de 200....
Firma del padre o tutor..................................................
Documento Tipo y Número...........................................
Firma aclarada del testigo.......................................... (conviene que no sea un administrativo)

Por la presente certifico que he explicado la naturaleza, propósito, beneficios, riesgos y alternativas del procedimiento propuesto, me he ofrecido a contestar cualquier pregunta y he contestado completamente todas las preguntas hechas. Creo que los padres / tutores / encargados / han comprendido completamente lo que he explicado y contestado.

Firma y Matrícula del Médico Cirujano...............................

· Modelo B (Ampliado)

Consentimos que se realice a...........................................................................................los siguientes procedimientos diagnósticos y terapéuticos:....................................................................................................por padecer la siguiente patología.....................................................................................................................
Los mismos me han sido suficientemente explicados por el Dr......................................así como también, los riesgos y las posibles complicaciones, considerándolos los más adecuados.

Se me ha explicado otros métodos alternativos para la técnica diagnóstica-terapéutica propuesta, y acepto el presente como el más adecuado para mi hijo/a en las actuales circunstancias.

Consentimos que el profesional actuante sea asistido por especialistas del equipo médico del/ la Hospital Institución.......................................................................................................
Consentimos la ejecución de prácticas médicas y procedimientos auxiliares, además de los ahora previstos o diferentes de ellos, tanto si se deben a situaciones imprevistas actualmente o no, y que dichos profesionales puedan considerar necesarios o convenientes.

Consentimos la administración de aquellos anestésicos que pueden ser considerados necesarios o convenientes, comprendiendo que ello puede implicar ciertos riesgos de distinta envergadura incluso, muy excepcionalmente riesgo para la vida.

Consentimos que se efectúe transfusión de componentes sanguíneos si son necesarios. Nos han explicado que este tipo de tratamiento puede asociarse a complicaciones inmunológicas, mecánicas o a la transmisión de enfermedades infecciosas, a pesar de los estudios efectuados al donante y a la sangre.

Consentimos la retención, preservación y uso para fines de educación y/o investigación de cualquier muestra de tejidos tomados al paciente.

Consentimos la presencia en el quirófano de observadores, dispuesta por la Institución, así como la filmación o fotografía con fines docentes preservando la identidad de mi hijo/a.

Aclaro que he leído y entendido cada párrafo de este documento, con los que he acordado, salvo aquellos que he tachado.

Buenos Aires ..........de ..................................de 200....
Firma del padre o tutor..................................................
Documento Tipo y Número...........................................
Firma aclarada del testigo.......................................... (conviene que no sea un administrativo)

Por la presente certifico que he explicado la naturaleza, propósito, beneficios, riesgos y alternativas del procedimiento propuesto, me he ofrecido a contestar cualquier pregunta y he contestado completamente todas las preguntas hechas. Creo que los padres / tutores / encargados / han comprendido completamente lo que he explicado y contestado.

Firma y Matrícula del Médico Cirujano...............................

Nota: Este formulario fue mínimamente modificado, a modo de ejemplo, y es el utilizado en el Hospital de Pediatría Prof. Juan Garrahan.
(Extraído del consenso en la evaluación y preparación prequirúrgica en pediatría)
Asociación Civil Argentina de Cirugía Infantil (A..C. A. C. I.)

· Denegación de Tratamiento: Art. 19 Ley 17132

1.He sido informado por el Dr....................................sobre la necesidad de tratar a mi hijo/a por padecer la siguiente patología:...............................................................................

2. El profesional mencionado me ha explicado la naturaleza y el propósito del tratamiento propuesto, me ha descripto en que consta su realización, las posibilidades alternativas al mismo y me ha advertido sobre los riesgos y las consecuencias de no realizarlo.

3. He tenido oportunidad de hacer preguntas y todas ellas me han sido contestadas completa y satisfactoriamente a mi entender y comprensión.

4. En función de lo expuesto, y previa valoración de la información recibida, por escrito y verbalmente, me niego a consentir el tratamiento propuesto para mi hijo/a.

5. Por la presente manifestación, eximo al Dr..............................................a la Institución / Hospital, sus directivos, personal médico, auxiliar y demás empleados, de toda responsabilidad por las consecuencias de no consentir la realización del tratamiento propuesto.

6. Confirmo que he leído y comprendido perfectamente lo anteriormente enunciado y revoco el consentimiento general que diera al ingresar este / a Hospital / Institución.

Buenos Aires ..........de ..................................de 200....
Firma del padre o tutor..................................................
Documento Tipo y Número...........................................
Firma aclarada del testigo.............................................


COMENTARIO FINAL:

Como dice el Dr. Federico Pérgola en un capítulo del libro Metodología del Trabajo Médico y Científico:

...."el médico de hoy debe limitarse a la investigación y al tratamiento con la mayor corrección técnico objetiva y al diálogo consciente con el enfermo.

Todos sus informes deberán ser correctos y veraces.

Es preferible callar antes de emitir respuestas falsas.

No se pretende que el médico tenga que revelar brutalmente la verdad, todos sabemos que en ciertas ocasiones la verdad puede perjudicar al paciente que no esté en condiciones de soportarla.

Por tanto el médico de hoy no sólo debería pensar muy bien sus palabras, sino que antes de hablarle a sus pacientes tendría que considerar siempre:

      1. Si sus palabras serán útiles al enfermo
      2. Si son absolutamente ciertas
      3. Si es necesario pronunciarlas y
      4. Si son totalmente desinteresadas..."

Queda claro que el justo equilibrio del profesional se halla entonces a mitad de camino entre no decir más ni menos, no preocupar, pero tampoco minimizar situaciones.

El sentido común y la inteligencia práctica del médico producirán un informe final elaborado para cada paciente en particular.

Del resultado del mismo se obtendrá el asentimiento del paciente y su familia y será por medio de este documento que podremos demostrar que hemos cumplido con la Ley, brindado la información necesaria.

Utilizar bien esta herramienta denominada Consentimiento Informado, será fundamental para que cualquier cirujano pueda verse ayudado a deslindar judicialmente su Responsabilidad Médica.

Sólo quien así lo entienda, estará interpretando el espíritu y la letra de la Ley que regula y normatiza nuestro querido ejercicio profesional.

Bibliografía Consultada:
1. Consenso en la evaluación y preparación prequirúrgica en pediatría. Asociación Civil Argentina de Cirugía Infantil (ACACI) 1999.
2. Respuestas útiles - Consentimiento del paciente. Praxis Médica, Protección del Profesional. Suplemento del Diario Mundo Hospitalario. Asoc. De Médicos Municipales. Año 1, n° 1 sep, 1997.
3. Segunda Jornada Universitaria sobre Mala Praxis Médica: Mesa n°2 Conclusiones, Historia Clínica y Consentimiento Informado. Revista Fundación Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, Vol 6, n° 23, pag 23-24, 1996.
4. Pérgola Federico: La Comunicación en Medicina. Revista Fundación Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Vol 9, n° 33, pag 27-32, 1999.

Dr. Jorge Fiorentino

 

Los servicios e información contenidos en nuestro sitio Web, se brindan bajo las siguientes condiciones

Inicio: 1/3/01. Ultima Actualización: 15/04/ 2008
Webmaster: Fernando Rettazzini