Jerónimo Salguero 2835 Piso 1° Buenos Aires - Argentina (5411) 4806-1350
PAIDEIA: WEB DE MEDICINA AMBULATORIA PARA EL NIÑO Y EL ADOLESCENTE

Inicio
Paideia Index Página Principal
Institucional
Quienes somos Quiénes Somos
Staff Paideia Staff
Información
Información a padres A Padres
Staff Paideia A Médicos
Staff Paideia Obras Sociales
Staff Paideia Novedades
Especialidades
Staff Paideia Clínicas
Staff Paideia Quirúrgicas
Utilidades
Staff Paideia Teléfonos Utiles
Staff Paideia Buscadores

Staff Paideia Links

Los Chicos

Staff Paideia Fotos y dibujos

Contáctenos
Staff Paideia E-mail
Staff Paideia Agradecimientos
 
Nosotros subscribimos Los Principios del código HON de la Fundación Salud en la Red
 
WMC
Web acreditada en Webs Médicas de Calidad
 
INFORMACIÓN PARA PADRES
 
Qué es importante saber sobre el ántrax
 

El ántrax o carbunco es una vieja enfermedad infecciosa que afecta fundamentalmente a animales, y que puede transmitirse al hombre.

Es producida por una bacteria llamada Bacillus anthracis (ántrax es una palabra derivada del griego y significa carbón o negro, color que tienen las lesiones que provoca este germen en la piel).

Esta bacteria existe en forma vegetativa y es capaz de producir esporas, que son las formas resistentes y latentes de la bacteria, y que contaminan los suelos. Las esporas pueden vivir durante años.

La enfermedad en el ganado puede prevenirse por medio de vacunas, que son muy económicas y efectivas. Se aplican habitualmente durante la primavera.

El hombre adquiere la enfermedad en forma natural por contacto con animales o productos de animales contaminados. Existen tres formas clínicas: el ántrax cutáneo, inhalatorio y digestivo.

Antrax cutáneo

Es la forma más frecuente y benigna. Produce lesiones negras que, tratadas con antibióticos, en general suelen controlarse.

Antrax inhalatorio

Es la forma más grave y muy poco frecuente. No se recuerda que se haya presentado algún caso en el país por lo menos en los últimos diez años. En E.E.U.U., el último enfermo se observó en 1978. Por ello, la aparición de casos, como los ocurridos recientemente en Florida, es alarmante y sospechoso de que pudiera haberse originado en un ataque criminal.

Antrax gastrointestinal

También es muy poco común. Se lo describe más en Asia y África y es provocado por la ingestión de carne contaminada no bien cocida.

Las investigaciones sobre la posibilidad de usar el ántrax como arma biológica comenzaron hace ya más de 80 años.

Sin embargo, hasta ahora excepcionalmente se lo ha utilizado como tal, en forma de aerosol. Hasta el hecho de Florida, los antecedentes que existían sobre el tema eran los ataques -por lo menos en ocho ocasiones- sobre Tokio, que no causaron enfermedad, lanzados por el grupo terrorista japonés que en 1995 utilizó como arma química el gas Sarín en un subterráneo, y también la liberación accidental de aerosol de ántrax en una unidad militar microbiológica de la ex Unión Soviética, en 1979. A raíz de este accidente se produjeron 79 casos y murieron 68 personas, lo que demuestra el potencial letal de los aerosoles de ántrax.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) estimaba, en la década del 70, que el daño causado por lanzar de 50 a 100 kg de aerosol de esporas de ántrax sobre una población podría ser muy importante.

Sin embargo, refería que llevarlo a la práctica no resultaba ni económico ni sencillo.

En los EE.UU., a raíz de los problemas potenciales que podría originar el uso de armas biológicas, en mayo de 1999 se confeccionaron recomendaciones producidas por consenso sobre las medidas por tomar después del uso del ántrax como arma biológica contra la población civil.

En este consenso trabajaron representantes de los mejores centros académicos de EE.UU., del gobierno militar, salud pública e instituciones de emergencia.

Entre sus conclusiones se destacan:

1) La posibilidad de un ataque terrorista con materiales biológicos es difícil de predecir, detectar o prevenir.

2) La producción y aplicación del ántrax como aerosol requiere avanzadas facilidades biotecnológicas.

3) Es importante el alerta clínico para realizar un diagnóstico precoz frente a la aparición, en un mismo lugar, de pacientes con manifestaciones respiratorias de fatiga, fiebre, tos, cefaleas, o con radiografías de tórax que presenten alteraciones en el mediastino (parte central de la radiografía) seguidos de un curso severo de insuficiencia respiratoria, hemorragias y meningitis. Esta es la presentación de la infección que pueden producir las esporas de ántrax a través de ataques criminales.

4) Deben utilizarse antibióticos adecuados (penicilina, doxiciclina y/o ciprofloxacina) rápidamente, frente a los casos de sospecha clínica.

5) Ante la posibilidad de contacto con el germen, las personas del lugar afectado pueden prevenir la enfermedad con algunos de los antibióticos antes mencionados, administrados durante 60 días.

Dr. Daniel Stamboulian
Presidente de FUNCEI (Fundación del Centro de Estudios Infectológicos) y de FIDEC (Fighting Infectious Diseases in Emerging Countries, Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Infecciosas en Países Emergentes)
.

CONSULTENOS

 

Los servicios e información contenidos en nuestro sitio Web, se brindan bajo las siguientes condiciones

Inicio: 1/3/01. Ultima Actualización: 15/04/ 2008
Webmaster: Fernando Rettazzini